Therapeutikum :: Fundación San Rafael

Cargando...

La Antroposofía surge de la mano de Rudolf Steiner (1861-1925) a principios del siglo XX, quien decidió centrar como objetivo de estudio la sabiduría del Hombre (Antropo-sofía), dando un paso evolutivo en lo que era, en la escuela esotérica predominante en aquella época, la sabiduría de lo Divino (Teo-sofía).

A través de sus conferencias (más de cinco mil) y de sus escritos, realizó un recorrido de estudio e investigación por las diversas áreas de la filosofía, la historia universal, y la teología, poniendo el énfasis en aquello aplicable a la vida práctica: la pedagogía, la medicina, la agricultura, la arquitectura, las artes.

Rudolf Steiner buscaba, como objetivo en su vida, conquistar una relación consciente con el mundo de las leyes espirituales, a través de la profundización en el saber acerca del Hombre, desarrollando una clase de conocimiento, mediante el cual se pueda experimentar la realidad del saber acerca de los fenómenos arquetípicos de manera concreta, y que dicha sólida metodología, sea tan confiable como lo es la ciencia natural.

Rudolf Steiner

El legado

Rudolf Steiner introdujo nuevos conocimientos en filosofía, medicina, y ciencias sociales; creó la agricultura biológico-dinámica; la pedagogía Waldorf y la pedagogía curativa (para niños y adultos necesitados de cuidados especiales), basándose en un profundo conocimiento de la naturaleza humana y su relación con el cosmos.

En el campo de lo artístico, introdujo nuevos aportes en arquitectura, escultura, pintura, música, teatro, y formación del habla, y creó la euritmia, un nuevo arte del movimiento. En el ámbito de la vida religiosa, a pedido del doctor en teología F. Rittelmeyer, sentó las bases para una renovación del culto cristiano, que actualmente se expresa en el movimiento religioso "La Comunidad de Cristianos".

Rudolf Steiner fallece en Dornach el 30 de marzo de 1925; desde entonces su obra es la sólida base sobre la que se asienta la profundización en estos diversos campos de la ciencia y de la vida cultural en general, tomando forma el "movimiento antroposófico", una corriente de pensamiento en crecimiento en la mayor parte de los países del planeta.

La medicina ampliada por la antroposofía y el rol del médico

La medicina ampliada por la Antroposofía es la medicina ejercida por médicos reconocidos por la ciencia académica que amplían sus conocimientos a través de la Antroposofía. Fue fundada en el centro de Europa, alrededor de 1920, por Rudolf Steiner e Ita Wegman y ha alcanzado un amplio desarrollo.

El médico que actúa con esta ampliación del conocimiento, a su saber en el terreno de la anatomía, la fisiología, y la patología, le agrega el conocer acerca del alma, es decir la vida anímica y del espíritu, aquello que distingue a cada individualidad: su "Yo".

Considera los aspectos físicos, anímicos, y espirituales del paciente. Busca comprender los motivos que lo llevaron a la enfermedad, estudiando sus funciones vitales, su vida anímica, su biografía, su situación actual, y lo espiritual que vive en él.

Dedica tiempo al diálogo para permitir que el paciente manifieste todo aquello que lo aqueja y siente, para comprender su realidad y también su pasado, lo que puede develar el origen del malestar y de una eventual enfermedad.

El médico antroposófico actúa buscando restablecer las funciones normales alteradas en el organismo enfermo, investiga el acontecer rítmico que caracteriza a la salud, y estimula las fuerzas sanadoras que están presentes en el organismo.

En la ciudad de Dornach, cerca de Basilea, Suiza, se construyó el primer Goetheanum (1913-1920), una imponente construcción de madera con dos cúpulas, tallado y pintado en su interior. En la noche de Año Nuevo de 1922/23 un incendio lo destruyó.

Al año siguiente, Rudolf Steiner diseñó la maqueta para el segundo Goetheanum (1925-1928) creando un estilo de construcción orgánica, en el cual -de la misma forma que en una planta- cada parte, cada forma, cada color está en estrecha relación con el todo y este todo se metamorfosea organizado en distintas partes individuales.

Construido en hormigón, su interior muestra una arquitectura expresiva, con diseños y espacios coloridos. El Goetheanum y sus edificios vecinos fueron diseñados para armonizar con la topografía local, con el movimiento del terreno y con las estribaciones rocosas de las montañas.

Por su importancia histórica y por la rica actividad que vive allí, el Goetheanum, como Universidad Libre para la Ciencia Espiritual, es el centro y el referente para la Antroposofía mundial.

Fuentes
Fundación San Rafael
www.amaa.com.ar
www.goetheanum.org

Segundo Goetheanum

Nos acompañan