Therapeutikum :: Fundación San Rafael

Cargando...

MENSAJES ESENCIALES PARA TIEMPOS DE PANDEMIA

MAYO / 2020

Organizado por Fundación San Rafael

Aportes de la medicina antroposófica en la crisis sanitaria global

Información y Reservas

La medicina antroposófica cumple en 2020 sus primeros cien años. Se desarrolló bajo el impulso de Rudolf Steiner y de la Dra. Ita Wegman, y ha logrado un gran nivel de aceptación en la sociedad europea. Hoy se la utiliza tanto en atención primaria como clínica en alrededor de veinte países de la UE, con un alto grado de satisfacción por parte de los pacientes.

QUÉ ES LA MEDICINA ANTROPOSÓFICA

La medicina antroposófica integra a la medicina toda, con una imagen ampliada del ser humano: agrega al diagnóstico médico habitual las dimensiones anímica y espiritual. Su abordaje integrativo utiliza productos medicinales convencionales y productos antroposóficos. El abordaje del tratamiento y el uso de medicamentos y terapias son estrictamente personalizados, invitando a un proceso de evolución en el paciente para atender a su salud. Si bien la medicina antroposófica se interesa de manera profunda en por qué una persona enferma, se ha enfocado en cómo mantenerla sana. Los médicos y terapeutas antroposóficos invitan a sus pacientes a hacerse responsables por su salud y perceptivos a las necesidades de bienestar personales. Desarrollar el cuidado a través del conocimiento de sí mismo – a nivel fisiológico, anímico y espiritual – se considera esencial para una vida plena y placentera. 

En el ámbito de la UE, especialmente en Alemania y Suiza, países de donde proceden la mayoría de los estudios científicos actuales, las investigaciones han mostrado que el abordaje terapéutico antroposófico es efectivo y seguro; los seguros médicos las han incorporado debido no solamente al ahorro causado por el menor uso de medicamentos, sino al aumento en la calidad y en la expectativa de vida de las personas. Por ser un sistema médico integrativo, la medicina antroposófica ofrece un valor agregado considerable en los sistemas de salud en la UE. 


LA MEDICINA ANTROPOSÓFICA EN ARGENTINA

En 1987, el Dr. Juan Wolfram Schneider crea en la ciudad de Buenos Aires la Fundación San Rafael. La dota de un edificio al que llama Therapeutikum, un lugar diseñado especialmente para brindar atención bajo este concepto de medicina, y también abierto a profesionales de todas las orientaciones. En este lugar realizan su actividad médicos y terapeutas de orientación antroposófica. Se realizan también en la sede de la Fundación San Rafael cursos de formación en medicina antroposófica para profesionales médicos a cargo de la Asociación de Médicos Antroposóficos de la Argentina (AMAA), y para psicólogos a cargo de AAPsiA (Asociación Argentina de Psicólogos Antroposóficos).

Durante la pandemia, el Therapeutikum brinda asistencia siguiendo las normativas prescritas por las autoridades nacionales de salud.

MEDICINA ANTROPOSÓFICA Y PANDEMIA EN EUROPA

La Antroposofía cuenta con una importante institución radicada en Suiza, llamada Goetheanum, que tiene distintas secciones dedicadas a diferentes áreas como medicina, pedagogía, artes escénicas, filosofía, etc. La Sección Médica del Goetheanum es la institución más importante de la Medicina Antroposófica a nivel mundial, y regula las formaciones médicas en todo el mundo.

Desde el comienzo de la pandemia, la Sección Médica ha trabajado activamente para desarrollar un concepto de prevención y terapia basado en las recomendaciones de higiene y directrices médicas generales, así como también en los principios y experiencia de la medicina antroposófica. Toda esta información está disponible para los profesionales de la salud, y su foco está puesto en una comprensión amplia del fenómeno de la pandemia y el fortalecimiento de las defensas del organismo.

Al mismo tiempo, la sección médica ha estado en contacto permanente con centros ambulatorios y de internación respecto de las distintas situaciones que han surgido para la atención médica. Los casos de COVID-19 se han visto ya tempranamente en el ámbito antroposófico en sus clínicas (Havelhöohe, Fielder, Hardecke), y ya el 9 de marzo se armó una clínica ambulatoria en formato pabellón, con 400 camas, estructuras adicionales y una estrategia diferenciada. El primer contacto se hace estrictamente por teléfono, y en base a ese primer análisis la gente puede luego acercarse y tener acceso a testeo y tratamiento. Se ha establecido una red de clínicas antroposóficas, algunas de las cuales incluyen unidades de cuidados intensivos.

QUÉ PUEDE APORTAR LA MEDICINA ANTROPOSÓFICA DURANTE LA PANDEMIA

La recomendación durante la pandemia de COVID-19 es evitar el contacto con el virus, para lo cual se deben seguir las recomendaciones de las autoridades nacionales de salud, principalmente el respeto del aislamiento social preventivo y las medidas de higiene. Resulta fundamental en esta época realizar un trabajo personal consciente para reducir el estrés y la ansiedad, así como la angustia y el miedo, que pueden incidir en la respuesta al virus: se observa que no todas las personas contagiadas desarrollan una enfermedad manifiesta, o no la desarrollan de igual forma, lo que podría depender de la fortaleza del sistema inmune para trascender la infección.

Entre las acciones que pueden ayudar, la exposición rutinaria a la luz solar ya ha sido destacada por los organismos de salud. A ello podemos agregar las recomendaciones siguientes.

1. Evitar la exposición a información alarmista o negativa de cualquier fuente.

2. Dedicar un momento del día a cultivar actitudes amables y afectuosas. Es bien sabido que nuestros sentimientos tienen efecto sobre nuestro organismo. Cada persona debe probar su mejor estrategia emocional: puede ser el recuerdo de momentos felices o el contacto permitido con seres queridos y amigos.

3. Fijar objetivos a futuro. Los pensamientos que nos ocupan también tienen un efecto: perder interés en el desarrollo o la esperanza en el futuro conduce a una pérdida de la identidad. Por ello, resulta conveniente formarse una perspectiva a futuro, poniéndose objetivos que tengan motivación y sentido.

4. Realizar actividades beneficiosas. La salud implica armonía en nuestro sentir, pensar y querer. Esto se puede lograr con actividades como la meditación o la euritmia.

5. Ordenar nuestras actividades. El ritmo en la realización de actividades y rituales diarios es tan necesario como nuestros ritmos fisiológicos, especialmente en esta época en la que pasamos mucho tiempo en el interior del hogar. Resultan cruciales la cantidad de horas de sueño, el ritmo horario, las rutinas de ejercicio físico, el trabajo en horarios precisos y acotados.

Todas las tradiciones espirituales conocen la importancia del cultivo de la vida interior, por ello toda práctica en esta dirección es un entrenamiento para cultivar pensamientos y sentimientos nobles, actitudes amorosas y afectuosas. La utilidad de estas actitudes autoeficaces ha sido reconocida por la psiconeuroinmunología, que estudia su relación con la cantidad, calidad y estado funcional de glóbulos blancos, rojos y células inmunes activas que luchan contra virus y bacterias, como las interleuquinas, los linfocitos T y las citoquinas.

La medicina antroposófica también ha recomendado siempre vincularse al arte, que contiene en sus muchas formas (música, poesía, danza) elementos y patrones rítmicos que contribuyen a estructurar los ritmos humanos y fisiológicos en una situación caótica. Por último, una dieta saludable para este momento debería incluir alimentos naturales, con el menor grado de procesamiento posible, como los orgánicos e integrales. Tambien es importante evitar o limitar el consumo de azúcar, alcohol y tabaco.

El refuerzo del buen funcionamiento del organismo con medicamentos, en todo momento debe consultarse con un médico especializado. 

Compartir

Nos acompañan